Testimonios de menores de edad que sufrieron maltrato en la unidad de salud mental infanto-juvenil de Ciudad Real (Segunda Parte)

Collage dadaista anónimo.

Testimonio 7

Tengo tca y he vivido 2 ingresos, ninguno agradable. Básicamente no se lo deseo esto a nadie porque en la mayoría de los casos sales peor de lo que entras (malos tratos por los trabajadores, normas inhumanas, abusos…). Particularmente a mí mi psiquiatra me ha humillado delante de estudiantes y enfermeros, se ha reído de mi e insultándome sin motivo ninguno (capulla, mala persona, enferma, que disfruto ver sufrir a los demás, etc), no hubo ni una consulta en la que no saliera llorando o con ataques de ansiedad por su culpa y un trato inadecuado, y cuando esto pasaba solo me mandaban a la habitación y me encerraban mientras yo no podía respirar del agobio que se vivía ahi dentro, y no olvidar que otro psiquiatra me llamó foca y le dijo a mi padre que le daba morbo ver a los enfermos mentales aquí dentro solo para pedirle permiso para verme.

Me amenazaron con que si volvía a ingresar me encerrarían en una habitación sin nada y sin poder salir durante una semana y luego me echarían a la calle, básicamente utilizan el miedo.

He recibido faltas de respeto por parte de auxiliares y enfermeros donde me decian qué no me queria recuperar y que me fuera de aquí ya que llevaba mucho tiempo y solo hago sufrir a mis padres, solo me comparaban de mala manera con los demás pacientes haciéndome sentir inferior y cuanto mas tiempo pasaba peor de trataban y más me ignoraban. Ninguno tiene la suficiente capacidad para trabajar con personas con problemas mentales.

Testimonio 8

Si te crees normal eso de encerrar a una persona en una habitación sin salir, sin relacionarse, ni hablar con nadie es la psiquiatra perfecta, si quieres recaer en depresión o incluso acabar peor, ellos son los indicados, V no me ayudo a superarla, me ayudo a destruirme más, cuando se entero de que tenía más autolesiones en los brazos o en la pierna seguía echándome a mi las culpas y empeoró las cosas, me hizo quedar mal tanto con mi familia como con mi ex novia,  lo más gracioso que salí peor de como entré y eso a ellos le daban igual, por lo menos ya habían vaciado otra cama, he seguido yendo al psicólogo y de hecho sigo, ahora que uno es mayor de edad después de haber pasado 2 o 3 veces por esos momentos prefiero no probar a ingresar otra vez. La primera vez que ingresé daba puñetazos a todos lados y llorando en cada rincón, supuestamente allí vas a que te ayuden, yo cuando estaba en la habitación con un ataque de ansiedad a las 12,3,5 o las 6 de la mañana nadie quería ayudarme, solo me medicaban para que me durmiera, y cuando estaba en los pasillos tirado llorando no me dejaban ni que se me acercaran, No me dejaban ni llorar, me chillaban.

Testimonio 9

La verdad es que el tiempo que pase en el hospital no estuvo mal ya que estuve con P, el problema principal que trataban conmigo era para dejar las drogas y de un dia para otro P, mi psiquiatra me empezó a mandar medicación  y llegó el punto en el que me tenía que tomar 8 pastillas al dia cuando no necesitaba nada, meses después cuando salí estaba con otro psiquiatra en Toledo y me dijo que no la necesitaba que no sabía porque me la habían mandado y fue retirandola poco a poco, pero costó porque ahora cada vez que no la tomaba empezaba a temblar y la necesitaba si o si, vamos que me hicieron depender de las pastillas.

Testimonio 10

Mi experiencia en el hospital no fue del todo horrible gracias a algunos de los otros pacientes pero ese sitio no me ayudo nada, salí peor que cuando entré y en ese momento no sabía ni que eso fuera posible. Yo ingrese por la noche más o menos a las 3 de la mañana y iba tan medicada que no sabía ni en qué año estaba pero aun así me ataron a una cama de los 5 puntos (cuello, tobillos y muñecas) durante toda l noche por ser demasiado “peligrosa”. Bueno, lo primero, las enfermeras de allí nos trataban como perros o hasta peor, no nos respetaban para nada porque nos veían como seres inferiores. Se pasaban el día vigilándonos como si fuéramos delincuentes porque en cuanto veían que estábamos mal o llorando nos encerraban en nuestra habitación durante horas o días o hasta semanas. Yo tuve suerte y solo me llegaron a encerrar un par de veces durante unas horas y me sentía tan sola que ahí aprendí que es muy fácil autolesionarse si realmente tienes ganas de hacerlo. Aparte de tratarnos como perros no respetaban nuestra intimidad, podían entrar en cualquier momento si estábamos en el baño, llegaron a entrar 3 enfermeras distintas mientras me duchaba y una de ellas solo entró para tocarme el pelo y “ayudar a lavármelo”. Ahora viene lo que me hizo el psiquiatra. Nada. No me ayudo directamente. Pensaba que yo iba salir de ese hospital con la solución de mis problemas pero no, el solo me hablaba en inglés y de los Beatles (soy inglesa y el me utilizaba para mejorar su inglés). Lo único que me decía era que todos mis problemas eran culpa mía y que no se iban a solucionar porque no sabían ni que hacer conmigo y por eso pase 2 meses en ese maldito hospital, porque no sabían que hacer conmigo. No querían ayudarme solo querían deshacerse de mi y por eso después de salir de ese hospital perdí toda la esperanza.

Testimonio 11

En mi segundo ingreso a mí me tocó R, y según el yo no tenía nada, solo quería llamar la atención, cuando mi problema eran los maltratos en mi casa, y él le daba la razón a mi padre y q simplemente eran discusiones de padre e hija, pero el omitía q mi padre me maltrato físicamente desde los 8 años, y nadie de Eda casa me hablaba o cuando lo hacían era para insultarme, desde pequeña me decían q la culpa la tenía yo por no ser como ellos querían y ramon lo único q hizo fue incrementar mas mis miedos e inseguridades, siempre tenía q darle la razón porque si yo me decía mis argumentos me amenazaba con encerrarme en la habitación x tiempo. Salí peor de lo q entre la verdad, y Esa vez no entraba solo por depresión sino también por trastornos alimenticios, total , yo caía en una depresión más profunda, ya no quería salir de mi casa ni ir a clase, me pusieron un psicólogo en mi pueblo q era amigo de mi padre y yo a ese hombre no le podía contar nada porque se lo decía todo a mi padre y encima me tachaban de loca, me intente suicidar e ingrese otra vez, al ingresar empezaron a mentir algunas enfermeras q estaban de ese turno diciendo q yo olía a alcohol cuando yo alcohol solo tomaba a veces en fiestas, tuve al día siguiente una entrevista con V y me dijo q sabía los problemas q tuve con R y q me iba a arrepentir de haber pedido q ella fuese mi psiquiatra. Le dio orden a las enfermeras de q no me dejaran dormir, ni dibujar , ni leer, solo pensar. Había muchas auxiliares q se creían q eran las dueñas y eran súper groseras y había favoritismo con algunos pacientes, q tampoco lo entendía porque ahí estabas para ayudar no para empeorar las cosas.

Testimonio 12

Mi experiencia en ciudad real fue horrible y traumática, y aún me es difícil pensar en ello sin sentirme mal. ingresé en psiquiatría tras un intento de suicidio a base de pastillas, después de haber estado 1 semana ingresada en urgencias (lo que ya me sirvió para reflexionar bastante acerca del error que había cometido). en mi primera consulta, el psiquiatra (R) empezó preguntándome cuántas asignaturas había suspendido, yo me quedé confusa de que eso fuese lo primero que me preguntara y me quedé un momento pensando ya que ni siquiera lo sabía (llevaba dos semanas sin siquiera ir a clase), sin haber siquiera respondido, R empezó a hablarme mal, diciéndome que si acaso era gilipollas que ni siquiera sabía cosas de mis estudios, dijo que no quería ni continuar la entrevista si iba a ser así, y dijo que me sacaran de ahí y me avisarán en mi habitación. yo no entendía absolutamente nada, no me dio tiempo a decir nada más, sentí muchísima impotencia y tuve varias crisis durante el día, completamente sola y aislada en una habitación (al aislarte tampoco te permiten recibir llamadas de tus padres / familiares). me sentía horrible y me odiaba a mí misma por no poder hacer nada y tener que estar allí. los días siguientes fueron iguales, intenté ir relajada y le expliqué que el haber estado tan grave en urgencias me hizo pensar muchísimo y darme cuenta de que no quería eso, pero al parecer él interpretó eso como que me estaba riendo de él, y estuve otros 3 días aislada, sin llegar realmente a completar ninguna entrevista (solo duraban unos 5 minutos antes de que me volviese a aislar). lloraba y tenía crisis durante todo el día, y ningún auxiliar se acercó a mi habitación para ayudarme, a pesar de que que las habitaciones tenían cámaras, y estaban viéndome TODO el rato. cabe destacar que cuando estuve en urgencias, estaba todo el día con suero sin poder comer ni beber nada; la primera vez que comí realmente fue allí, las comidas me sentaban fatal y hasta vomitaba, y de nuevo ninguna de las enfermeras que había allí me hizo caso, a pesar de que lo decía constantemente; una de las veces me sentó tan mal que fui a vomitar, al ver que nadie me ayudaba, que llevaba días encerrada sin ver a mi familia y que el psiquiatra pasaba de mí, empecé a llorar de desesperación tirada en el baño, pensaba que iba a morir allí mismo y que ni siquiera iba a poder ver a mi madre, entonces vino una enfermera y al verme ahí tirada llorando me dijo enfadada que qué hacía ahí tirada llorando, la expliqué lo de la comida y dijo que parase de inventarme cosas y que no iba a salir antes por estar llamando la atención. vino otra enfermera a ver qué pasaba y la enfermera anterior empezó a decir que yo estaba diciendo que había vomitado pero que era mentira ya que ella no veía vómito por ninguna parte (obviamente había tirado de la cadena).

El psiquiatra seguía igual, me dejó salir unos días de la habitación, aunque no me permitió recibir visitas, solo la llamada diaria de 15 minutos, pero seguía con comentarios hacia mí; en una de las entrevistas se tiró diez minutos enteros planteándose mi vida entera, partiendo de que yo era una mala persona y una manipuladora (lo que me recalcaba muchísimas veces), me decía que nadie me iba a llegar querer nunca de verdad y que si alguien lo hacía era porque yo le había manipulado tanto que ya no podían pensar por sí mismos, me dijo que toda la gente que en ese momento tenía a mi alrededor y que “me quería” pronto se iban a dar cuenta de cómo soy realmente e iban a irse, quedándome yo completamente sola. decía que si yo le caía bien a alguien es porque les mostraba un faceta mía que era falsa y les engañaba o manipulaba para caer bien y así poder yo sacar todo lo que quisiera de ellos, que no tenia amigos de verdad ya que todas mis relaciones eran manipulaciones mías, y que en cuanto me conociera un poco más se iba a dar cuenta de lo cruel que soy y se iba a ir de mi vida en seguida; esto me lo repetía tantas veces que yo llegué a pensar que era todo verdad, cuestionando todas mis amistades y pensando que de verdad nadie me quería y estaba sola. decía que estaba constantemente intentando manipular a otros compañeros, al personal y a él mismo; siempre que le contaba algo sobre cómo me sentía o sobre alguna mejora que tenía, me decía que no se lo creía o que me estaba riendo de él, decía que tenía un 0% de credibilidad en todo lo que decía, creía que era una mentirosa y que todo lo que decía me lo inventaba para manipularle a él también y salir antes, aunque él me decía que nunca iba a salir de allí. ni siquiera el día que me iban a dar el alta (después de un mes ahí dentro) él creyó que yo estuviera mejor, aún cuando estaba haciéndome el informe para que me fuese me dijo que no se creía nada. llegué a estar más de una semana más completamente aislada, sin poder tener contacto con ningún familiar ni persona en general, salvo los dos minutos en los que venía alguien a traerme la comida. a veces ni siquiera pasaba a consulta, pasaba el día con pánico a que el día siguiente la consulta fuera mal otra vez y no me sacaran de la habitación. 

Nadie me ayudó ahí dentro, el estar encerrada todo el día me ha provocado traumas y pesadillas sobre volver allí que se repiten. la única terapia que recibí fue la mía propia al estar completamente sola sin nada que hacer todos los días. todo esto ha hecho que no pueda ni contarle a mi terapeuta cuándo estoy mal, ya que tengo miedo de volver allí. al haber pasado un tiempo desde todo esto, me he dado cuenta de que muchos de los problemas que tengo han sido provocados por cosas que me han dicho allí, y que son inhumanas las formas con las que tratan a personas que necesitan ayuda, llegando a atar a pacientes por sufrir ataques o crisis.

Espero que todo esto sirva reflexión con todo este tema y ojalá que se haga algo al respecto.

Para más información seguid la cuenta: @TestimoniosU

Publicado por Orgullolocomadrid

Somos un colectivo de activistas en salud mental. Luchamos por nuestros derechos y reivindicamos otra concepción de la locura. Twitter: orgullolocomad Instagram: orgullolocomadrid Email: Orgullolocomad@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: